en Economía y Empleo

– Laura González Carrasco – 

Erasmus+ en Formación Profesional ofrece la oportunidad de vivir experiencias inolvidables aprendiendo un oficio, mejorando la capacitación y aumentando la empleabilidad.

El servicio de movilidad de la Unidad de Formación Profesional gestiona los proyectos que incluyen estancias de aprendizaje y formación práctica que realizan alumnado y personal de Formación Profesional Básica, de Grado Medio y certificados de profesionalidad.

Las movilidades se llevan a cabo en el marco de un proyecto Erasmus+ que un centro educativo o de formación solicita a la Agencia Nacional siguiendo las indicaciones de la propia convocatoria, publicada en http://www.sepie.es/convocatoria/index.html

El alumnado y los recién graduados pueden realizar estancias de entre dos semanas y doce meses en centros de formación profesional de otros países o en empresas y organizaciones del sector productivo. Los participantes mejoran los resultados de aprendizaje, la iniciativa y el espíritu de empresa, la autoestima, la competencia lingüística, la conciencia intercultural, la participación social, la conciencia de proyecto europeo y la motivación para la formación futura. En todos los casos tienen que realizar una experiencia práctica en un entorno laboral real, lo que les ayuda a estar más preparados para enfrentarse a un puesto de trabajo.

El profesorado y otro personal del centro de FP también puede beneficiarse de movilidades y visitar centros para observar los procesos productivos y para impartir docencia en instituciones de formación profesional del espacio europeo, mejorando su capacitación docente e incorporando elementos de innovación y calidad, así como la dimensión europea a la actividad de enseñanza y aprendizaje. Estas estancias pueden tener una duración de entre dos días y dos meses. También es posible mejorar la capacitación del personal y alumnado invitando a expertos de empresas europeas a impartir docencia en los centros de FP españoles que tengan proyecto de Erasmus+ en FP.

Para fomentar la participación de todos, Erasmus+ tiene entre sus prioridades promover la equidad y la inclusión social facilitando el acceso de participantes (estudiantes, profesorado y/o personal) que proceden de entornos desfavorecidos y con menos oportunidades que sus compañeros, ya sea por discapacidad, por dificultades educativas, por obstáculos económicos, por diferencias culturales, problemas de salud, obstáculos sociales y/o geográficos. En este sentido, se dispone de presupuesto específico para acompañantes, y para elementos de apoyo o cualquier otra necesidad que pudiera derivarse de su participación.

Adicionalmente, los centros educativos involucrados en proyectos europeos de movilidad poseen mayor atractivo para los estudiantes en términos de modernización y apertura internacional, y suponen una fuente de enriquecimiento local y de innovación y calidad para el sector productivo del que se trate.

Empresas y centros educativos se benefician de la movilidad internacional, generando procesos de combinación de factores de producción de forma novedosa, potenciando la mejora de la competencia lingüística, ampliando las expectativas y el espacio de acción, y mejorando las competencias sociales y personales de los participantes.

Europa camina a través de las acciones Erasmus+ hacia una sociedad más competitiva en calidad técnica de los procesos de producción, y más humana y cercana a las necesidades de las personas y las sociedades.

Hablar de la dimensión europea es hablar de un espacio geográfico físico de circulación y de transparencia en términos de empleo y formación; y también es hablar de un espacio transnacional de valores compartidos, tan necesarios hoy como la libertad, la igualdad entre mujeres y hombres, el respeto a los derechos humanos de todas las personas, la no discriminación, la tolerancia, la justicia y la solidaridad.

Hablar de la dimensión europea en educación y formación profesional es hablar de innovación, de mejora de procesos de producción, de calidad, y de transparencia.

Por otra parte, una de las claves de la movilidad en el empleo y la formación es la transparencia en el reconocimiento de las cualificaciones y las competencias. Europass es un dossier compuesto por cinco documentos que se usan para presentar aquellas competencias adquiridas en experiencias de aprendizaje y en prácticas laborales en otro país de Europa. Participan en él 28 países de la Unión Europea, además de Islandia, Liechtenstein, Turquía, Macedonia y Noruega. Los documentos europass son el CV con el pasaporte europeo de competencias, los suplementos, el documento de movilidad, y el pasaporte de las lenguas. A través de Europass se ayuda a los ciudadanos a comunicar de forma eficiente sus cualificaciones y competencias personales y profesionales, se facilita la movilidad académica y profesional, se favorece la transparencia a través de un lenguaje único, y se fortalece el vínculo entre la educación, la formación y el mundo laboral.

En resumen, Erasmus+ en el ámbito de la Formación Profesional hace posible, por ejemplo, que un estudiante del ciclo de hostelería en un pequeño municipio de Albacete realice prácticas en una de las mejores empresas de hostelería de París, que un profesor de automoción en un IES en Madrid, asista a los procesos productivos de una empresa automovilística alemana, que un grupo de estudiantes del certificado profesional de socorrismo en Alicante, realice prácticas en Grecia y que sus profesores participen en actividades de formación o docencia en dichos sectores y países. Se unen así intereses, procesos, prácticas y conocimiento del ámbito de la formación y de la producción, repercutiendo positivamente en ambos sectores y mejorando las opciones de empleabilidad.

Autora principal: Laura González Carrasco;  Revisado por: María Goretti Alonso de Castro 

Unidad de Formación Profesional y Europass. Agencia Nacional Española

Recommended Posts

Escribir un comentario

Start typing and press Enter to search