en Juventud Europea

– Antonio Morell de Meer – 

Introducción al programa

El programa Erasmus nació en 1987 con 3.244 estudiantes universitarios de diversos países, entre ellos España, que envió a 250. Tal fue el éxito de esta iniciativa que hoy en día ya han participado en esta experiencia más de tres millones de personas. Erasmus+ fue creado en 2014; en él se incluyen muchos más programas que el tradicional (que ahora se llama Erasmus+ Erasmus). Entre ellos encontramos el de Voluntariado Europeo, el Erasmus+ Deportes, el Erasmus+ Comenius, el Erasmus+ Leonardo da Vincci, Erasmus+ Mundus, etc. Este nuevo programa cuenta con un 40% más de recursos respecto al anterior con el fin de cumplir los objetivos marcados para el final de la presente década.

En este artículo vamos a analizar qué es y en qué consiste el programa Erasmus+ Erasmus.

Objetivos de Erasmus+

Erasmus+ contribuye a la Estrategia Europa 2020 para el crecimiento, el empleo, la justicia y la inclusión social, y a los objetivos del marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación. Dentro del programa se plantean los siguientes temas específicos:

  • Combatir el desempleo, especialmente entre los jóvenes.
  • Animar a los jóvenes a participar en la vida democrática de Europa.
  • Apoyar la innovación, cooperación y reformas.
  • Reducir el abandono escolar.
  • Promover la cooperación y la movilidad con los países de la Unión Europea.

Descripción

La Comisión Europea es la responsable del desarrollo del programa Erasmus+. Su cometido es gestionar el presupuesto y fijar las prioridades, los criterios y objetivos año tras año. Además, se encarga de la beca de movilidad que se le ofrece a los alumnos dependiendo del destino y el año en el que se participe en el programa.

Por otra parte, el estudiante también puede optar a la beca que ofrece el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que proporciona una mayor cantidad de dinero, aunque su obtención no siempre está garantizada. En todo caso, la de la Comisión Europea está disponible para todo aquel que vaya de Erasmus, y se gestiona desde la universidad de origen.

En el programa Erasmus+ participan todos los países de la Unión Europea, además de otros extracomunitarios como Liechtenstein, Suiza, Noruega, Turquía, etc. La estancia puede prolongarse durante tres meses, un semestre o un curso académico, dependiendo de la universidad y de las preferencias del interesado. Allí se le garantizan diferentes actividades, ya sean organizadas por la universidad de acogida o por la Erasmus Student Network (ESN).

Impacto de Erasmus+ Erasmus

No cabe duda de que el haber participado en este programa mejora el nivel de comunicación del estudiante, tanto en inglés como en la lengua del país de destino, ya que puede cursar las asignaturas en ambos idiomas y, además, tiene la posibilidad de matricularse en el curso intensivo del idioma propio de ese país que ofrece la universidad.

Este programa ha demostrado ser un gran incentivo para la empleabilidad, ya que, de acuerdo con estudios europeos realizados, los alumnos Erasmus tienen el doble de probabilidades de encontrar trabajo un año después de la graduación, en comparación con los que no han ido al extranjero a estudiar (alumnos “no móviles”). Además, también tienen una probabilidad significativamente mayor (64%) sobre los alumnos no móviles de alcanzar un puesto de gestión de cinco a diez años después de la graduación.

Podemos afirmar también, que se incrementan notoriamente las probabilidades de querer trabajar en el extranjero, ya que el 40% de las personas que participaron en el programa Erasmus+ se mudó de país al menos una vez desde su graduación. Mientras que de los no móviles solo se mudó al extranjero el 23%.

Otro de los beneficios que aporta esta experiencia a quien la vive es la adquisición de una serie de competencias que incrementan las probabilidades de ser contratado para un puesto de trabajo. El 93% de los empresarios europeos encuestados asegura que existen ciertos rasgos de la personalidad que se desarrollan notoriamente en la experiencia Erasmus+, y que son importantes para la contratación y desarrollo profesional de sus empleados, como la capacidad para resolver problemas, la curiosidad, la adaptabilidad o la confianza.

Por último, cabe destacar que el afecto hacia Europa se ve fortalecido en la mayoría de estudiantes que han participado en el programa.

Tras presentar todos estos motivos ¿a qué esperas para vivir la experiencia en primera persona?

Bibliografía:

Antonio Morell de Meer. Alumno de 4º curso del Grado en Derecho + Título Propio Jurídico – Comunitario y en Abogacía Internacional. Universidad CEU San Pablo.

Recommended Posts

Escribir un comentario

Start typing and press Enter to search