en Política Exterior y de Seguridad

– Fernando Ruiz Granado – 

  • Introducción

El pasado día 3 de junio, terroristas yihadistas ideológicamente vinculados con el autoproclamado Estado Islámico acabaron con la vida de diez personas en el centro de  Londres. Se trata del último de una constante serie de ataques de esta índole acaecidos en Europa durante los últimos años, cuyas imágenes nos recuerdan tristemente lo ocurrido en París, Niza, Berlín o Bruselas. Esta continuidad en la amenaza unida al ámbito puramente transnacional de los ataques, muestran la apremiante necesidad de una respuesta uniforme y coordinada a nivel europeo, de que la UE haga “más” para combatir el terrorismo, siendo éste precisamente el deseo del 82% de los europeos, según el Eurobarómetro publicado en Abril de 2016 [1]. Ante esta coyuntura, determinada por la percepción ciudadana de que la UE no hace lo suficiente para luchar contra el terrorismo, nos preguntamos ¿Qué ha hecho la Unión Europea hasta ahora para combatir el terrorismo yihadista? y, quizá más importante, ¿Cómo se está preparando para evitar futuros ataques?

A continuación analizaremos la repuesta de la Unión Europea al terrorismo, centrándonos de manera particular en el terrorismo yihadista.

  • Medidas de la UE contra el terrorismo

Paradójicamente, la respuesta de la Unión Europea al terrorismo tiene como base el reconocimiento explícito de sus propias limitaciones. Tal y como se recoge en la estrategia de la UE contra el terrorismo (2005), [2] bajo cuyo paraguas se enmarcan todas las actividades y políticas de esta índole, la responsabilidad principal a la hora de combatir el terrorismo recae sobre los Estados Miembros, siendo la UE un organismo que actúa a nivel subsidiario, que proporciona apoyo y coordinación.

Por supuesto, este carácter complementario no implica inacción. Dentro del marco de la estrategia citada, que se articula en torno a cuatro pilares fundamentales: prevenir, proteger, perseguir y responder, se ha definido una respuesta verdaderamente multidisciplinar, cuyas medidas más destacadas podríamos resumir en torno a los siguientes apartados:

  • Refuerzo de los poderes de Europol, la Oficina Europea de Policía. Las capacidades de este organismo se han ido incrementado de manera considerable con la agudización de la amenaza terrorista. Además de servir como punto de coordinación e información entre las fuerzas policiales de los diferentes Estados Miembros, recientemente se definió la lucha contraterrorista como la prioridad y misión principal de este organismo, lo cual se une a la creación de un Centro Contraterrorista Europeo, operativo desde principios de 2016 [3].
  • El Passenger Name Record (PNR), o registro de nombres de pasajeros. Esta medida tiene como objetivo recoger información personal básica de los pasajeros de compañías aéreas para posteriormente compartirla con los servicios de seguridad de los Estados Miembros, lo cual permite controlar los movimientos de posibles terroristas y delincuentes dentro de las fronteras de la UE. Tras varios años de negociaciones marcados por un encendido debate en torno a la protección de datos personales,  e incluso el rechazo a una propuesta similar en 2013, el Consejo finalmente adoptó la Directiva en abril de 2016 [4].
  • Prevención de la radicalización y el reclutamiento por parte de organizaciones terroristas. Dentro de este punto se engloban diferentes medidas, la mayoría de contra-propaganda, educación y cooperación policial, cuyo objetivo principal radica en evitar o revertir los procesos de radicalización tanto en la UE como en terceros países, así como impedir que ciudadanos europeos viajen al extranjero para unirse a grupos yihadistas.
  • Los Planes de Acción contra el Terrorismo. En este apartado se encuadran un gran número medidas, la mayoría de carácter legislativo, para coordinar las acciones de los Estados Miembros a la hora de combatir las fuentes de financiación del terrorismo y el tráfico de armas de fuego en territorio europeo.

Finalmente, cabe destacar la Agenda Europea de Seguridad 2015-2020, donde se definen como prioridades el contraterrorismo y la prevención de la radicalización. Asimismo, se hace hincapié en la necesidad apremiante de una cooperación y coordinación más estrecha por parte de los Estados Miembros y se reconocen diversas áreas de necesaria mejora, como la lucha contra el extremismo online y la ciberseguridad [5].

  • Conclusiones

A pesar de las críticas de inacción y pasividad que a menudo recibe la UE en materia de contraterrorismo, resulta evidente que Bruselas está luchando contra la amenaza yihadista con prácticamente todos los recursos de los que dispone, habiendo logrado importantes avances en un periodo de tiempo relativamente corto. No obstante, la respuesta de la UE contra el terrorismo está determinada por tres obstáculos estructurales fundamentales:

  1. La burocracia. A este respecto podemos destacar el citado ejemplo del PNR, medida cuya discusión y aprobación se extendió durante más de 5 años [6].
  2. La naturaleza cambiante de la amenaza. Los métodos y acciones del yihadismo cambian constantemente, lo cual requiere una rápida y continua actualización en las medidas para combatirlo, unido a políticas de prevención a medio-largo plazo.
  3. Su papel subsidiario. Como comentamos anteriormente, la responsabilidad última de combatir el terrorismo recae sobre los Estados Miembros, siendo el papel de la UE de apoyo y coordinación.

Tras los ataques terroristas de París a finales de 2015, el primer Ministro belga, Charles Michel, propuso “la creación de una CIA Europea [7]” para luchar de manera más efectiva contra el terrorismo. Si bien se trata de una medida de muy difícil realización, el hecho de que un dirigente europeo haya formulado una propuesta semejante parece mostrar un cada vez mayor convencimiento de que afrontar una amenaza transnacional como el yihadismo, pasa ineludiblemente por una mejora de las capacidades antiterroristas de la UE. Ello unido a la cada vez mayor concienciación de la necesidad de una política de seguridad y defensa común, en gran medida determinada por los titubeos de Trump sobre la OTAN y la salida de la Unión del Estado Miembro tradicionalmente más reacio a aunar esfuerzos en este sentido, podrían dar lugar a la formulación de una estrategia contraterrorista verdaderamente integral a nivel europeo.

No obstante, es evidente que aún queda mucho camino por recorrer. En los atentados de Londres, París o Bruselas los terroristas aprovecharon la facilidad de desplazamiento dentro de las fronteras de la Unión y la aún lenta y deficiente coordinación entre servicios policiales para cometer los atentados. Esto demuestra que no basta con aprobar nuevas medidas de cooperación e intercambio de datos, también es fundamental mejorar y agilizar la implementación de las medidas existentes para así lograr una respuesta más efectiva y, en última instancia, una Europa más segura.

 

Fernando Ruiz Granado. Antiguo alumno del Máster en Relaciones Internacionales del Instituto Universitario de Estudios Europeos.

[1] EUROPEAN PARLIAMENT. Eurobarómetro Abril 2016. Disponible en: http://www.europarl.europa.eu/pdf/eurobarometre/2016/attentes/europeans_in_2016_es_es.pdf

[2] CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA. The European Union Counter-Terrorism Strategy. Bruselas, 2005. Disponible en: http://register.consilium.europa.eu/doc/srv?l=EN&f=ST+14469+2005+REV+4

[3] EUROPEAN PARLIAMENTARY RESEARCH SERVICE. Terrorism. How Parliament is addressing the threat. Actualizado Febrero 2017. Disponible en:  http://www.europarl.europa.eu/external/html/europe-and-terrorism/default_en.html

[4] EUROPEAN COUNCIL. Press Release: El Consejo adopta la Directiva relativa al registro de nombres de los pasajeros (PNR). Abril 2016. Disponible en: http://www.consilium.europa.eu/es/press/press-releases/2016/04/21-council-adopts-eu-pnr-directive/

[5] EUROPEAN COMMISSION. Press Release: Agenda Europea de Seguridad: allanar el camino hacia una Unión de la Seguridad. Abril 2016. Disponible en: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-16-1445_es.htm

[6]BBC NEWS EUROPE. Passenger Name Record: EU reaches agreement. Diciembre 2015. Disponible en:  http://www.bbc.co.uk/news/world-europe-35010807

[7]LE SOIR. Charles Michel réclame une CIA européenne. Noviembre de 2015. Disponible en:  http://www.lesoir.be/1056392/article/actualite/belgique/2015-11-29/charles-michel-reclame-une-cia-europeenne

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Joaquin perez Gordon
    Responder

    Me ha parecido muy interesante. Enhorabuena

  • Alejandro Benítez Sanjosé
    Responder

    Muy interesante.
    Una mayor integración en esta materia dotaría a la UE de fuerza para actuar contra el terrorismo. Sin embargo es un consuelo saber que ya está haciendo todo lo posible con los medios a su alcance.

Escribir un comentario

Start typing and press Enter to search